Lo que tienes que saber sobre los sérums

serum dermatique

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Sérum

El sérum es un producto de belleza que se ha convertido en un elemento imprescindible en nuestro ritual de belleza. Se caracteriza por tener una fórmula compuesta por una alta concentración de activos.

Es decir que, en comparación con otros productos de cosmética, la formulación de sus ingredientes suele multiplicarse por una cantidad considerable. Por ejemplo, los sérums de Con vitamina C suelen tener hasta 10x más de concentración de este elemento que otros artículos.

Al mismo tiempo, también se caracteriza por contar con una textura más ligera, por ser más fácil de aplicar, por absorberse fácilmente por la piel, y por darle un nivel de hidratación único.

Pero, además de estas ventajas, existen otras tantas que te contamos a continuación, no pierdas detalle.

Ventajas de utilizar un sérum

Aunque cada sérum puede funcionar de una manera diferente, ofreciendo distintos beneficios para nuestra piel, estas son alguna de las ventajas más destacadas de usarlo:

·Una buena manera de reactivar la producción de colágeno y elastina Sobre todo, aquellos que destacan por tener una alta concentración de ácido ascórbico o Vitamina C, este ingrediente es un potente antioxidante  y antirradicales libres que nos ayuda a que nuestra piel  esté más tersa,  y contribuye a reducir las arrugas. 

·Contribuye a regenerar el volumen facial: Conforme vamos cumpliendo años, nos vamos poniendo nerviosas a medida que vamos viendo cómo perdemos firmeza en el rostro. Con un sérum facialpodremos redensificar la piel, para evitar que se produzca ese descolgamiento tan anti-estético.

·Devuelve la firmeza: Es posible recuperar esa característica firmeza que tenía nuestra piel hace 10 años. Si quieres sentir de nuevo esa sensación flexible y tonificada que te encontrabas al pellizcar tus mejillas, con un sérum lo podrás conseguir.

¿Cómo se debe aplicar un sérum?

La textura de un sérum es muy ligera y fundente, pensada para ser absorbida fácilmente por la piel. Por ello, tan solo necesitaremos aplicar una mínima cantidad de producto para extender por completo a lo largo del rostro.

La recomendación del fabricante suele ser aplicarla en forma de gotitas a lo largo de la zona del pómulo, y extenderla con los dedos usando las yemas. Hacemos movimientos circulares que irán desde el interior hacia el exterior.

Dependiendo del sérum del que estemos hablando, es posible que también se pueda utilizar en la zona del cuello y del escote (que son de las más susceptibles de nuestro cuerpo).

Se recomienda la aplicación del sérum facial justo antes de aplicar cualquier tipo de crema, y siempre teniendo la piel limpia. La idea de esto es que los principios activos del producto puedan tener contacto directo con nuestra piel, que no exista ninguna barrera para evitar que se puedan absorber por la misma.

Tendrás que dejarlo funcionar unos minutos y, siempre siguiendo las instrucciones de la marca, retirarlo evitando dejarte cualquier resto.

Echa un vistazo a esta sección para encontrar el sérum que mejor se adapta a tu piel.

******************************

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Artículos Relacionados

X